«Oh! Vaya, he pinchado la rueda delantera de mi Xiaomi M365, pero no pasa nada porque me vienen dos ruedas completas, cámara y cubierta de cortesía, así que sin problema. Lucky!»

Esas fueron sus últimas palabras antes de pasarse al Lado Tenebroso y salir con una llave inglesa partida buscando víctimas humanas.

Bueno, lo segundo está un poco exagerado, pero lo primero seguro que te suena. Si no, es que no has vivido una de las experiencias más desafiantes del momento. Más que derrotar al Arma Rubí de Final Fantasy VII en una PSX.

El proceso de reparación de la rueda delantera de un Xiaomi M365, independientemente de si queremos reemplazar la cámara o poner una semirrígida, es aparentemente sencillo. Pero, resulta que hay una cierta tuerca que pide una llave del 18 para ser desmontada, que suele dar más guerra de lo normal.

Eso sin entrar a la otra historia de terror, que es meter la válvula de la cámara en la llanta delantera…

Volviendo a la tuerca, el problema está en que suele tener una resina adhesiva para que no se acabe desenroscando y se afloje la sujeción del motor a la horquilla. En ocasiones, la cantidad de esa resina es superior a la normal, y desenroscar esa tuerca se vuelve más complicado de lo que parece. ¿Por qué? Porque es relativamente fácil aplicar demasiada fuerza sobre la tuerca y ésta empieza a deformarse, perdiendo la forma. Al perder la forma, ya no encaja tan bien la llave. ¿Te suena?

Llegados a ese punto, hay que recurrir a otras herramientas para poder encontrar la tracción suficiente que permita aplicar la fuerza necesaria para sacar la pieza.

Nuestros consejos:

Un saludo y a disfrutar de vuestros vehículos!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *